Quesadillas ¿con o sin queso?


Las Quesadillas son un típico plato de origen mexicano muy popular en la gastronomía de ese país que poco a poco ha ido conquistando los paladares del resto del mundo.

Las quesadillas no es un plato que necesite de grandes elaboraciones. Se trata de una tortilla de maiz o de trigo que se rellena de diferentes cosas, dependiendo de donde la tomemos, introduciendo el queso como lo que podríamos llamar un ingrediente “obligatorio”, aunque en muchas ocasiones se utilizan más para completar el relleno. Esta podría ser una definición fácil y rápida, pero existe la controversia si las quesadillas deben o no llevar este ingrediente.

Al parecer, el nombre de quesadillas deriva de un término asturiano según el Doctor Alberto Peralta de Legarreta, académico de la Universidad de Anáhuac. La palabra originaria sería casadiella, un postre asturiano. Se trata de una especie de empanadilla que se sirve habitualmente como postre y que se realiza o bien al horno con masa de hojaldre o bien una masa de trigo frita rellena de nueces, avellanas, azúcar y anís. De ahí que algunas teorías mantengan que el término quesadillas no es por el queso y, por lo tanto, no sea ninguna aberración pedirlas sin este ingrediente. De hecho, su primera aparición en un recetario data de 1.888, en el volúmen “Nuevo cocinero mexicano”. Allí ya se especifica que el queso puede estar o no estar presente.

La afamada tortita es una comida ideal para compartir o para comer entre horas. Además, la facilidad de comerla con los dedos ayuda a que sea uno de los platos de comida callejera más exitosos.

Podemos encontrar las quesadillas fritas o bien cocidas en comal, una especie de plancha para el fuego semejante a una sartén poco profunda. Y ya sabéis… con o sin queso.

En OhBo hemos incorporado las quesadillas a nuestra carta de temporada. Eso si, debemos decir que nosotros las hacemos con queso :-)