Por una vida más slow


Slow life, slow food, decoración slow… Conceptos que nos rodean a diario desde hace algún tiempo. Vivimos una vida con prisas pero sin embargo, no paramos de oír estos mensajes que quieren fomentar una vida más lenta y por consecuencia, más consciente. Vivir despacio para saborear cada instante, vivir el momento presente, apreciar cada detalle. Se trata de una filosofía de vida. ¿Y qué se puede hacer para apostar por una vida más slow? Vamos a dejaros con algunos consejos…

por-una-vida-mas-slow-ohbo-comer-equilibrado

  • Dormir las horas suficientes y siempre en horarios regulares y similares.
  • Mantenerse activo, que no necesariamente significa pasar horas y horas en el gimnasio o salir a correr. Practicar yoga, caminar, nadar… Pueden ser actividades perfectas ya que te mantienes activo pero no te aceleras-estresas.
  • No crearte una agenda repleta de planes. Decir no al “overbooking”. No saturarse con demasiados planes y quehaceres.
  • Tener hobbies tranquilos, agradables, que permitan desconectar del trabajo, las obligaciones… y al mismo tiempo ofrezca la posibilidad de conectar con uno mismo.
  • Seguir una buena dieta, equilibrada y comer despacio, con calma, centrándose en ello, sin estar con el teléfono, mirando la televisión, atendiendo al trabajo…
  • Evitar el multitasking y el hacer de todo a todas horas. Una cosa por cada vez.
  • En vacaciones y fines de semana, desconectar de verdad y centrarse en lo que se está haciendo, disfrutar de los planes y dejar el resto aparte.

 

por-una-vida-mas-slow-ohbo-descansar

 

por-una-vida-mas-slow-ohbo-viajar

 

 

Esta manera de vivir, nos lleva a ser más real con todo, priorizar lo que verdaderamente importa, que al final, es uno mismo y las personas que te rodean e important. Dejar  en segundo término lo material y vivir plena y conscientemente. ¿Qué tal si practicamos algunos de estos consejos por una vida más slow?