OhEntrevista #6 Lola de Nona Bruna


Nos sentamos para esta OhEntrevista #6 de la serie de entrevistas de OhBo, con Lola Giardino, de Nona Bruna y también ahora, al frente, junto a su socia Natalia Copercido, Elvira es la vida real, un nuevo proyecto que nace para ayudar y guiar a todos aquellos emprendedores que como ella, muchas veces no saben muy bien por dónde empezar. Guiarles sobre sus objetivos, como llegar a ellos… Buscar hacer lo que le gusta a cada uno de forma rentable. Empecemos con esta OhEntrevista #6 Lola de Nona Bruna.

OhEntrevista #6 Lola de Nona Bruna

  • ¿A qué te dedicas profesionalmente? Cuéntanos tu recorrido hasta llegar a Nona Bruna y ahora también Elvira es la vida real.

Empecé estudiando cocina pero hice sólo un año, mi familia quería que estudiara algo “en serio” por lo que… un poco por descarte, terminé haciendo diseño gráfico, algo que inicialmente no me entusiasmaba (y mucho menos como lo hacía la cocina) pero poco a poco, me fui metiendo en ello y me sorprendió y encantó la fuerza y el poder que tenía para poder comunicar visualmente… Empecé a trabajar de diseñadora gráfica, tomar más cursos y aprender sobre web designer, algo que por aquel entonces no hacía mucha gente. Quería diferenciarme y eso me daba las herramientas para hacerlo. Viví en Brasil, Buenos Aires, finalmente me vine a Barcelona… y por una crisis en uno de los trabajos que estuve al principio de llegar (trabajando de gráfica y web designer), empecé a replantearme qué hacer con mi vida. Inicié un proceso de coaching y me planteé volver a la cocina pero lo que hice fue terminar haciendo yo un curso para ser coach, aunque sin la intención de dedicarme a ello pero fue algo que me ayudó mucho para mis clientes, para implementar ese aprendizaje y detectar fácil y eficazmente, qué querían, escucharlos realmente… Tiempo después, por circunstancias en mi vida, volví a replantearme algunas cosas y me puse a experimentar con todo aquello que siempre había querido hacer hasta que terminé con la cerámica. Hoy en día, eso es una parte importante de mi trabajo, que combino con caterings saludables y mi trabajo como diseñadora gráfica y web, además de ahora haber iniciado el proyecto de Elvira es la vida real.

  • ¿Qué sueles desayunar?

Suelo combinar algunos “desayunos tipo” que voy variando según me apetece. Uno es quinoa inflada con leche de avena, semillas de chía y fruta que puede ser kiwi, plátano, arándanos, frutos rojos… y le añado avellanas tostadas, a veces coco rallado… Esto lo tomo especialmente en verano. Luego tengo días de huevo, huevos revueltos con aguacate, tomate, un poco de ensalada… Y el porridge de avena con agua, un poco de chía y fruta. Bastante simple pero me encanta. Y muchas veces pancakes, pero a cualquier hora del día. A media mañana, a media tarde… Con mitad de harina de avena integral y mitad de harina de arroz integral, leche (de avena o coco), huevo, aceite de oliva y a veces, plátano dentro… Me encanta. Los como solos o a veces con crema para untar de cacao con avellana, sin azúcar. Sino con los arándanos, hago como un rollito. Incluso salados. ¡Me encantan!

  • Un plato o una comida al que nunca dirías que no

Los ñoquis. Si pudiera comer los de mi abuela aún y hacerlo cada día, ¡sin duda, eso es lo que haría!

Desde que descubrí que tengo algunas intolerancias, las versiono con harina de espelta y me sientan mejor aunque la patata no es el alimento que le gusta más a mi sistema digestivo (¡por mucho que a mi me encanten!). Y la pizza me ha apasionado siempre pero me sienta tan mal que no me compensa… Hace poco, por eso, me enseñaron a hacer pizza de coliflor y es buenísima. En paralelo estoy viendo muchos pasteles para no usar azúcar, incorporando harinas alternativas sin gluten y más livianas, haciendo pruebas, en definitiva.

  • ¿Qué es lo que nunca falta en tu nevera?

Leche vegetal y huevos.

  • Tu última cena ¿qué incluiría?

Un asado de mi padre. Aunque como muy poca carne pero este plato, es tan suyo… Muy rico. Y bueno, siempre me encantó y comí muchísimas pasta, comería siempre… Y desde que detecté mis intolerancias, experimento distintos tipos de pastas con harina de lentejas rojas, de garbanzos… está bien pero no es la pasta- pasta… No es lo mismo así que me quedo con el asado de mi padre, ¡definitivamente!

  • ¿Qué es lo que más destacas de OhBo?

Entré y automáticamente sentí calidez y un olor rico. “Qué mono, me quiero quedar”, pensé. Es muy confortable, agradable. La comida es riquísima, los platos son tentadores… ¡Todo! Y al tener tantas intolerancias, tengo una carta con muchas posibilidades para mi, para comer… Es genial, tanto para venir sólo a tomarse un zumo, quedarme a comer, merendar… ¡No hay muchos lugares con tantas opciones!

 

  • Cuéntanos sobre la relación que existe para ti entre el deporte / actividad física y la alimentación

Para tener un peso saludable, dicen que tienes que gastar lo que ingieres, que hay que moverse porque sino eso se guarda. A mi me gusta mucho nadar, nado con auriculares para debajo del agua. ¡Nadar con música es una pasada! Hace poco me puse un audiolibro y fue estupendo, también. Y para correr igual, necesito la música, callar mi mente y no oír esa vocecilla que me mandaría para casa y es que cuando estoy muy saturada, salir a correr por ejemplo, me hace mucho bien.

Lola nos ha permitido adentrarnos un poco más en su universo, conocer sus últimos proyectos (¡a los que vamos a estar atentos!) y ver cómo ella, acomoda su alimentación (algo que nos interesa muchísimo), a algunas de las limitaciones que le han ido surgiendo. Para seguirla de cerca, podéis hacerlo a través de Nona Bruna y de Elvira es la vida real.