Mindful eating


mindful eating o comer consciente

Consciencia. Un término que está cada vez más presente en nuestra vida. Nos “invitan” y sugieren que debemos llevar una vida más presente, más consciente, más ligada al momento actual, viviendo el instante presente, el ahora, no viajando al pasado, no proyectando hacia el futuro. En todo, en cada una de las cosas que hacemos en nuestra vida y por supuesto, no en actividades que requieren de quizá mayor consciencia como por supuesto la meditación o el yoga. También en el comer, que es de lo que aquí hablamos: mindful eating.

¿Y qué significa mindful eating o comer consciente? No se trata de una dieta o unas directrices sobre qué comer y qué no comer. Se trata de nuestra relación (sana) con la comida. Ser consciente de qué comemos, cómo lo comemos, qué y cómo nos sentimos mientras estamos ingiriendo esos alimentos… qué sensaciones tenemos emocionales y físicas, como saciamos el apetito, el hambre. Su origen se encuentra en el mindfulness y propone comer sin dietas para tener una relación saludable con una comida sana y con uno mismo.  Algo que al final, revierte directamente en lo que muchos buscamos y es el mantener un peso estable, saludable, mantenido y sostenible.

mindful-eating

¿Y cómo hacemos para comer conscientemente?

  • Si no tienes hambre, no comas.
  • Beber agua antes de las comidas para saciar el apetito y calmar la ansiedad.
  • Comer de todo.
  • Saborear cada bocado.
  • No distraerse, especialmente con dispositivos móviles.
  • Preguntarte si tienes más hambre. No hay que comérselo todo…
  • Comer despacio.
  • Realizar ejercicio, no sólo es el comer.
  • Dedicar algún tiempo a la meditación.
  • Visualizar sobre ti, sobre cómo quieres ser, sobre tu relación con la comida, tu peso…

Detenerse, observar y disfrutar del momento. A fin de cuentas… el mindful eating no es tan complicado, hay que… ser consciente. ¿Lo intentamos?