La vuelta a la rutina después de las vacaciones


consejos vuelta rutina después de vacaciones

El verano va terminando y las vacaciones de la gran mayoría también. Es una realidad que existió siempre y permanecerá, ¡a menos que a algún afortunado le toque la lotería y pueda vivir sin trabajar! Pero mientras eso llega… Hemos querido ver con buenos ojos el regreso al trabajo y a la rutina y hacerlo esta vez sin sufrir la tan habitual y conocida, depresión postvacacional. Esta suele durar entre 10-15 días (si dura más… ¡tenemos un problema!) pero este año, ¡nos la saltamos! ¿Queréis hacerlo con nosotros? Atención a estos consejos, pueden cambiar vuestra adaptación y vuelta a la rutina de este año.

  • Hay que aceptar que los primeros días tras la incorporación a la vida diaria y al trabajo, se está más cansado. No es preocupante, cuerpo y mente se están adaptando a los nuevos ritmos pero esto no debería durar más de 48hs.
  • Para que eso sea menos intenso, incorporarse al trabajo y rutinas progresivamente. No hay que querer hacerlo todo YA. Establecer una lista de prioridades e ir abordando lo más urgente y necesario y progresivamente, ir llegando al resto de temas. Si durante 3 o 4 semanas esas cosas no se hicieron, no pasará nada si a nuestra vuelta, ¡todo eso espera unos días más!
  • Programar la vuelta y regresar antes, con tiempo. Es cierto que queremos exprimir hasta el último segundo de vacaciones pero si podemos llegar a casa los días previos a la vuelta al trabajo, nos iremos asentando con calma y evitaremos que todo nos atrape de repente y nos agobie, aparezca ansiedad…
  • No excederse con los “nuevos propósitos”. Marcarse demasiados retos no hará más que incrementar nuestro agobio. Es bueno establecer algunos pero ser realista con las cantidades, timings y los tipos.
  • Valorar lo que tenemos, tanto en nuestra vida como en el trabajo concretamente. ¿Nos gusta lo que tenemos, lo que nos rodea? ¿Necesitamos algún cambio? Observar y tomar decisiones si fuera necesario (pero con calma, ¡no queramos hacerlo todo de golpe!).
  • Programar entre nuestras rutinas, alguna actividad física. Eso ayuda a nuestro cuerpo y mente.

vuelta a la rutina y ejercicio físico

  • Mantener una actitud positiva. Regresar al trabajo y a nuestro día a día no es algo que se deba vivir dramáticamente. Valorar lo que vivimos en las vacaciones, centrémonos en el presente y veamos qué queremos vivir a partir de ese instante, con nuevos retos, focos y objetivos.
  • Seguir disfrutando del tiempo libre, sea entre semana o por supuesto los fines de semana. En la ciudad hay cientos de cosas por hacer. ¡Aprovecharlas!

vuelta a la rutina aprovechar tiempo libre

  • Dormir bien, mínimo 8 horas diarias.

descansar dormir ocho horas vuelta rutina

 

¿Estamos listos para vivir de un modo positivo, esta vuelta a la rutina tras las vacaciones? Let’s try!