La importancia de hidratarse en verano


¿Sabías que nuestro cuerpo se conforma de un 80% de agua? De hecho, podemos sobrevivir sin alimentos más de un mes, pero no podemos pasar un par de días sin líquidos. La hidratación es fundamental para que el organismo pueda llevar a cabo todas sus funciones y mantener nuestra salud.

drink kid

Con la llegada del verano, el ritmo de vida cambia y las temperaturas se elevan, realizamos más actividades al aire libre y nos movemos mucho más. El calor, la humedad y el ejercicio físico hacen que nuestro organismo requiere más hidratación para seguir funcionando correctamente. Si las pérdidas de líquidos a través de nuestro sudor no se compensan, podemos llegar a sentirnos cansados, mareados y sufrir deshidratación y otros síntomas mucho más graves.

No debemos esperar a tener sed para tomar líquidos. Cuando tenemos la boca seca, es síntoma de deshidratación, por eso es recomendable beber regularmente de 8 a 10 vasos al día.

water

6 pasos para mantener una hidratación saludable

  1. Se recomienda beber agua natural entre las comidas y durante cada una de ellas. El bajo nivel de azúcares permitirán equilibrar las sales minerales de tu cuerpo y mantenerlo hidratado en todo momento.
  2. Incrementar el consumo de frutas, verduras y ensaladas. Éstas te proporcionarán otro tipo de líquidos requeridos para tu cuerpo.
  3. Mantener las bebidas frescas, pero ni demasiado frías ni calientes; esto te ayudará a mantener la hidratación equilibrada por el consumo regular de bebidas.
  4. Mantener una hidratación equilibrada en todo momento. Sin importar la edad, niños, jóvenes, adultos y ancianos deben mantener una hidratación equilibrada siempre.
  5. Hidratarse al hacer actividad física, es importante mantener la hidratación antes, durante y después de cada periodo de ejercicios. Así ayudaremos al cuerpo a mantenerse estable y en buenas condiciones para seguir adelante.
  6. Tomar entre 200 y 250ml de agua son requeridos y necesitados cada día para mantenernos hidratados correctamente.

Es importante mantener en cuenta que durante ésta época, las condiciones de temperatura y humedad alcanzan niveles muy altos a los que nuestro cuerpo puede no estar acostumbrado, por lo que protegerse adecuadamente al sol y mantenerse hidratados y saludables será un requisito para sentirnos bien y no poner en riesgo nuestra salud y cuerpo.