¿Cómo interpretar las etiquetas de los alimentos? Valores nutricionales


etiquetas de los alimentos

¿Recuerdas nuestro artículo sobre cómo interpretar las etiquetas de los alimentos? Pues hoy volvemos a la carga. En OhBo estamos totalmente comprometidos con tu bienestar y por eso queremos ayudarte a mejorar tu día a día. En julio te hablamos de los aditivos, en estas fechas navideñas queremos hablarte del etiquetado nutricional a considerar. ¿Te interesa? ¡Vamos allá!

Lo qué debemos mirar en las etiquetas en el área de información nutricional del producto, además de los ingredientes, son las calorías y los macronutrientes:

  • Kcal o aporte calórico (energía):  debemos mirar el aporte energético del total y/o de la porción que vamos a tomar. Si el producto sólo tiene el valorar de kcal totales, deberemos estimar la proporción ideal para nosotros. En este sentido, cabe mencionar que un producto que tiene más de 200 Kcal por cada 100 gramos es un alimento concentrado en energía y favorecerá una dieta de alta densidad energética, mientras que un alimento cuyas calorías no superan las 100 Kcal por cada 100 gramos nos ayudará a disminuir la densidad calórica de la dieta.
  • Porción consumida: esto es muy interesante y puede ayudarnos mucho. Muchos productos recomiendan ser consumidos en menor cantidad de la que contienen. Un claro ejemplo de ello son las patatas chips. ¡No te comas la bolsa entera! (Aunque te sea difícil) la proporción ideal no llega al 30%.
  • Aporte de grasas: el aporte total de grasas es importante y para ello, debemos atender a los gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento, siendo siempre recomendable que el producto no supere el 30%. Si queremos cuidarnos, debemos mantener una dieta baja en grasas; y para ello lo ideal es escoger ingredientes con menos de 10 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento. Para las grasas, debemos revisar también  el tipo de grasas: grasas trans, para ello, miraremos con detenimiento la información nutricional y además, revisaremos sus ingredientes: si figura entre ellos aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, el producto posee grasas trans.
  • Aporte de hidratos de carbono: también los visualizaremos por cada 100 gramos y en algunos casos, se detallan cuáles del total de los hidratos son azúcares, siendo aconsejable que la mayor parte de los productos que adquirimos no presenten más de un 10% de azúcares. Si no se describe cuáles son hidratos complejos y cuáles son azúcares o hidratos simples, podemos remitirnos a sus ingredientes y ver si presenta azúcar, fructosa, sacarosa o miel entre sus ingredientes. Si figuran estos nombres en su lista de ingredientes es porque el producto contiene azúcares simples y deben tenerse en cuenta en el caso de personas con triglicéridos altos o diabetes.

Además de las calorías y los macronutrientes comentados debemos considerar otros datos del etiquetado nutricional que pueden ayudarnos a lograr una dieta saludable, son: la fibra, el calcio y el sodio. Hablaremos de ellos otro día.

¿Te ha parecido interensante? Pues aún hay más componentes de etiquetas interesantes a tener en cuenta a la hora de ir a la compra y escoger qué productos vamos a comprar y consumir. Si quieres estar 100% tranquilo de que lo que comes es 100% ecológico y orgánico, ¡te esperamos en OhBo!