Comer bien y equilibrado también en vacaciones


comer bien en verano

.

Cuando salimos de la rutina habitual, es normal que perdamos un poco el rumbo en cuanto a hábitos saludables. Además, si viajamos, todos queremos probar los productos típicos del destino de vacaciones o tomarnos caprichos apetitosos como dulces y helados pero… hay que mantenerse firmes en ciertos aspectos de nuestra alimentación y lograr comer bien y equilibrado. ¡En vacaciones también es posible! ¿Qué te recomendamos nosotros? Sigue leyendo y descubre algunos consejos, fáciles y sencillos pero muy útiles para no desviarse del todo de nuestro camino y además, ¡disfrutar del buen comer!

.

comer-bien-en-verano-batidos-frutas-verduras.

 

  • Trata de mantener los horarios en la medida de lo posible. Sabemos que es complicado pero sobre todo trata de no retrasar mucho las comidas y que principalmente la cena, no sea demasiado tardía
  • No te saltes ninguna comida, sobre todo las principales y en la medida de los posible, trata de hacer 5 comidas (tres principales y dos tentempiés)
  • Bebe mucha agua. Lleva siempre encima una botella de agua para mantener los niveles adecuados de minerales y mantener una correcta hidratación
  • Toma snacks saludables como brochetas de frutas, manzana y/o zanahoria para picar entre horas y reducir los niveles de ansiedad. Es perfecto para los tentempiés.
  • Prioriza alimentos ligeros y fáciles como las ensaladas o las cremas frías. En nuestra Carta OhBo podéis ver algunos ejemplos.
  • Introduce más proteínas vegetales y algas marinas
  • Introduce los licuados o batidos vegetales, son grandes opciones desintoxicantes. Si no conoces los nuestros, descubre la gran variedad de Zumos y smoothies OhBo y todos sus beneficios

.

comer-bien-en-verano-cremas-sopas-ohbo

comer-bien-zumo-frutas-ohbo

.

Como ves, son todos consejos sencillos que hay que tratar de introducir en la medida de lo posible. Son recomendaciones fáciles que te ayudarán a mantener una dieta equilibrada y saludable pero sobre todo, no hay que obsesionarse. A fin de cuentas… ¡estás de vacaciones!