Carne orgánica, ¿qué beneficios nos aporta?


Varios estudios realizados por Annals of Internal Medicine han confirmado que consumir productos orgánicos reduce la carga tóxica para el organismo, ya que no se permiten los pesticidas sintéticos en la agricultura y ganadería orgánicas ni dejar que estas sustancias químicas tóxicas dañen la salud.

Normalmente, los productos industrializados tienen más de la mitad de cantidad de cadmio, un metal tóxico y cancerígeno conocido. Por lo que, se ha demostrado que el consumir carne de animales alimentados de manera ecológica, se gana, de la mejor manera, nutrientes, liberación de antibióticos y una salud controlada.

A parte de ser más amable con los animales, con quienes la trabajan y para nuestro propio cuerpo, la carne orgánica contiene muchas otras características que marcan la diferencia para nuestra salud y rendimiento sano.

Carne orgánica¿Por qué consumir carne orgánica?

  1. Mejora la salud: La carne ecológica contiene vitamina E y vitamina B2 que aportan propiedades antioxidantes en nuestro organismo. También contiene de 3 a 5 veces más ácido linoleico que sube las defensas, disminuye la presión arterial y ayuda a controlar el colesterol. En las granjas ecológicas se potencia el sistema inmunitario natural de los animales con una buena alimentación, libre de hormonas y antibióticos.
  2. Ayuda al medio ambiente:  En las granjas ecológicas se cumple el ciclo de la materia: los animales comen hierba o cereales producidos en agricultura en donde se fertilizan y crecen con su mismo estiércol, así ayudando a regenerar el suelo. Comprando carne ecológica se contribuye a fortalecer este tipo de comarcas o pequeños negocios y hace del campo un lugar más sostenible.
  3. Animales más sanos: Estos animales están criados sin forzar su ritmo natural de crecimiento y por esto contienen mejores cantidades de minerales y vitaminas. También, en estas granjas especiales, los animales tienen grandes espacios para poder pastar al aire libre, alimentándose de una forma natural y viviendo el mayor tiempo posible. La calidad de la carne es superior cuando el animal tiene salud y bienestar.

La mejor manera de asegurarse que el producto es verdaderamente orgánico, es tener cuidado y aprender a interpretar de la etiqueta ecológica además de mejorar el aprendizaje sobre todo tipo de productos y conocer lo que estamos permitiendo que nuestro cuerpo consuma.