Alimentos contra las agujetas


alimentos contra las agujetas

¿Quién no ha sentido ese dolor intenso al subir escaleras o al reír después de una potente sesión de gimnasio? Sí, son las temidas agujetas, esa molesta sensación muscular provocada por un esfuerzo físico inusual después de tiempo sin hacer deporte y que en verdad, podemos también combatir con una alimentación adecuada.

El origen de las agujetas reside en parte por una inactividad muscular determinada. Es al volver a esa actividad física normal o más fuerte de lo habitual que nuestro cuerpo nos “alerta” con ese dolor a las 24 o 48 horas después del ejercicio físico en cuestión… El indeseado dolor es causado por la inflamación que aparece al regenerarse los tejidos musculares que hemos forzado y que intentan volver a su estado normal.

Hasta la fecha no existía ningún estudio que propusiera una solución al problema que no fuera beber mucha agua y sales minerales para ayudar a la regeneración muscular. No obstante, tal y como cuenta la doctora y experta en dietética Juana Mª González Prada en un reciente artículo en La Vanguardia, esa desagradable sensación puede mitigarse también con determinados alimentos.

Así pues, basándose en el hecho que las agujetas son una inflamación, los expertos como Prada proponen que después del ejercicio físico nos abastezcamos de alimentos naturalmente antiinflamatorios (los que contienen flavonoides y los fitoquímicos). El listado de ingredientes que nos pueden salvar de las agujetas es ciertamente amplio: los ricos en Omega3 (pescado azul, nueces o lino), las frutas (como los albaricoques, manzanas o moras) o las verduras (brocoli, cebollas, apio o tomillo).
También pueden paliar los efectos las vitaminas E y C (agentes protectores contra el daño oxidativo), los carbohidratos y proteínas (máximo dos gramos por kilo, como sugiere Prada y mejor en pasta, pan o patata). Y otro dato fundamental: no olvidar nunca la hidratación, puesto que la falta de agua nos provoca debilidad muscular.

Si tienes agujetas, ya sabes, toca aprovisionarse de algunos de esos alimentos, ya sea en casa o pidiendo alguno de los platos de nuestra carta en OhBo Organic Café. ¡Di adiós a las agujetas de la forma más sana!