10 tendencias del futuro de la alimentación


la alimentación del futuro

En el mundo que vivimos el tiempo pasa volando y la tecnología avanza a pasos de gigante sin casi darnos cuenta. Y el sector de la alimentación no está exenta de esa innovación.

Muy probablemente en unos pocos años nuestros hábitos alimenticios seguro se modificarán, no sólo con la aparición de nuevos productos si no también la forma en que los compramos y consumimos.

A continuación os revelamos 10 pujantes tendencias que según el centro de innovación Reimagine Food cambiaran nuestra manera de comer y entender la comida:

1. Superalimentos
Como ya os citamos en un artículo de nuestro blog donde enumerábamos 10 superalimentos que deberías conocer, existen alimentos que por si solos constituyen una fuente de nutrientes increíble. La quinoa, el kimchi o el kahi-nam son alguno de los ejemplos de vegetales de moda que cada día que pasa ganan más y más adeptos.

2. Sustitutos de alimentos
Se trata de una tendencia con mucha controversia, porque sus defensores los ven como el futuro de la alimentación, pero sus detractores lo califican de la antítesis de lo que debería ser nuestra nutrición. Se basan en fórmulas químicas que sustituyen comidas o ingredientes, como por ejemplo el famoso batido Soylent tan de moda en Silicon Valley.

3. Alimentos inteligentes
Es el claro ejemplo de la “infiltración” de la tecnología en los alimentos. Con la nanotecnología se abren infinidad de opciones hasta ahora impensables, como por ejemplo que un producto alimenticio sea trazable desde su recolección hasta su ingesta o saber qué afectación tendrán en nuestro organismo de cara al futuro. ¿Ciencia ficción? Parece que no…

4. Alimentos modificados
Ya se probó la primera hamburguesa in-vitro sin material animal. Ahora es el turno de otros productos, como el pollo elaborado con proteínas vegetales. Como sucede con los substitutos de los alimentos, este área no es del agrado de todos por la mutación de los clásicos de la cocina.

5. Alimentos medicinales
Se basa en aquellos ingredientes o alimentos que por sus características son capaces de prevenir o curar patologías. Los más conocidos son los antioxidantes o los probióticos. Con la consciencia por la prevención y mejora de nuestro organismo, está claro que este tipo de productos ganarán terreno en las próximas décadas.

6. Transparencia e información
Empresas como Google están invirtiendo tiempo y dinero en la innovación alimentaria con por ejemplo su patente para que con una simple foto sepas cuántas calorías tiene tu plato. También Spelltec ha desarrollado un gadget que identifica qué componentes exactamente contiene la comida.

7. Robotización de la cocina
Ya existen varios robots de cocina que facilitan infinitas recetas. El futuro está ahora en las smart-kitchens, donde los electrodomésticos estarán interconectados y trabajando conjuntamente. Las recetas de la abuela se modernizan.

8. Entrega a domicilio
No es ninguna novedad a priori, pero el futuro (no muy lejano) pasará por repartición mediante drones o apps que nos permitirán escoger la cena con tan sólo mirar la pantalla del smartphone o tablet.

9. Restaurantes tecnológicos
El restaurante no quedará exento de las novedades tecnológicas. En EE.UU. ya existe un restaurante sin empleados donde uno mismo puede pedirse la comida sin camareros ni cocineros. El futuro nos depara mesas virtuales, platos 3D, platos impresos en impresoras 3D o cartas personalizadas que sabrán nuestras preferencias sin decir nada. Todo para que la experiencia gastronómica sea cada vez más innovadora.

10. Coaching nutricional virtual
Los nutricionistas no son ninguna novedad, cierto. Lo que cambiará será la manera de comunicarse con ellos, puesto que el mundo virtual invadirá nuestro día a día y podremos tener ese asistente nutricional aconsejándonos y monitorizando nuestra nutrición en cualquier momento del día con tan sólo un abrir y cerrar de ojos.

Hasta que todos estos gadgets e innovaciones lleguen a nuestra cocina y nuestra mesa, siempre nos quedará la gastronomía tradicional y sana, como la de nuestro restaurante OhBo Organic Café.

Foto @ www.digitalavmagazine.com